Patricia Maldonado extraña a la izquierda de antes (en dictadura) «Eran tiempos donde se podía conversar»

Patricia Maldonado, la mujer que se burla de los muertos y desaparecidos, que defendió y sigue defendiendo a un asesino violador de los derechos humanos, y que fue (ahora reniega) intima amiga de torturadores como Álvaro Corbalan, dice que extraña a la izquierda de Gladys Marin y a los años pasados pues «eran tiempos donde se podía conversar».

En el programa del odio. Las Indomables, en el que se dedica a tirar mierda a todo lo diferente a ella. Maldonado habló de los tiempos pasados en política que disfrutaba.

Maldonado reveló que hace varios años atrás “hice una comedia musical, ‘El hombre de la Mancha’ con Fernando Gallardo, comunista, nos hicimos íntimos amigos, nos sentábamos en su taxi ahí en la calle Lira -cuando yo estaba fuera de la televisión, porque me sacaron por política- nos sentábamos los dos y él me contaba sus penas políticas y yo le contaba mis penas políticas, nos reíamos a gritos”.

Lo que olvida Maldonado es que el mismo Gallardo debio exiliarse porque su compadre odiaba a los que pensaban distinto y persiguio a los comunistas como él.

De esa generación vengo yo. Yo vengo de una generación en que uno conversaba y dialogaba. Yo me quedo con el comunismo de la Gladys Marín, me quedo con la izquierda de la Carmen Lazo, me quedo con la izquierda de Mario Palestro, yo no me quedo con la izquierda actual”.

Además señaló que “me quedo con la derecha de don Julio Durán, con esa gente… donde se conversaba, se sentaban a la mesa y conversaban a través de una botella de vino y no se agarraban a peñascazos“.

“Por eso me cuesta mucho entender lo que pasa hoy día”, concluyó Maldonado.



No se deje engañar. Si es que Maldonado se refiere a los 90, o quiere quedar como tolerante tampoco caiga en su discurso. Pues en esos años la mujer tampoco era la reina del dialogo. Siempre imponia su pensamiento a gritos.

Usaba frases rimbombantes para defender su lealtad al tirano, y No se le vio muy conversadora cuando le tiraba huesos de pollo a familiares de detenidos desaparecidos.

Etiquetado: / /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *