Empleada particular indignada con que entre «cualquiera» a playa Pingueral «La gente es cochina»

Síguenos
Loading…

En este país el clasismo alcanza ribetes ridículos. Y no distingue personas a la hora de padecerlo. Todo por culpa de la displicencia de autoridades que permitieron una falsa «Libertad de expresión» a gente intolerante, clasista y racista. Ahora es normal encontrarse comentarios despectivos en contra de otros seres humanos a cada rato y en todos los contextos.

El último caso de clasismo se vivió en el contexto del retiro de las barreras que no permitían el ingreso a la Pingueral en la comuna de Dichato debido a la existencia de un condominio que generaba la restricción. El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward declaró «Aquí se confirma que estamos frente a un bien nacional de uso público cuyo acceso nunca puede ser restringido por nadie. Los chilenos no tienen que pedirle permiso a nadie para gozar de lo que son los jardines de todo Chile», dijo el secretario de Estado. «Si algunas personas pretenden pensar que las playas son el jardín de algunos chilenos, están equivocados, y lo que esperamos es que se comprenda que el Gobierno, ministerio y las autoridades regionales, por supuesto que somos respetuosos de la propiedad privada, pero a la vez esperamos la colaboración de los propietarios colindantes a las playas para que nunca se coarte, se restrinja, o se pida algún requisito para acceder»,

Sin embargo no todos estaban contentos con la medida, obviamente los cuicos infumables se fueron en contra, pero hubo un caso que llamó bastante la atención. Se trató de una trabajadora del lugar que se fue en contra de que «cualquiera» pudiera ingresar, pues «pa que nos hacemos los locos, la gente es cochina».

Acá las reacciones

Loading…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.